EN FOCO
16/09
Ausencias del kirchnerismo en el Concejo Deliberante: ¿podrían caber sanciones?
Existen antecedentes en la provincia y el país. El Reglamento Interno obliga a las asistencias. Los presidentes de las comisiones que no sesionan podrían ser reemplazados.

El boicot que el Frente de Todos realiza desde la semana pasada a las comisiones del Concejo Deliberante abre preguntas sobre el funcionamiento futuro del espacio y sobre la eventualidad de sanciones para los ediles díscolos.

Los antecedentes son escasos, aunque existen casos de sanciones por estos motivos en la provincia y el país. Por dinámica de la política, el vacío con inasistencias reiteradas está legitimado como un modo de ejercer presión y condicionar, aunque el caso marplatense presenta sus particularidades. El kirchnerismo argumenta motivos sanitarios para no asistir al Concejo Deliberante, pese a que rige el protocolo para sesiones semivirtuales.

La Ley Orgánica de las Municipalidades poco aborda sobre la cuestión y solo se limita a lo que ocurre en las sesiones de Concejo Deliberante, donde en su Artículo 82 plantea que ante casos de “notable inasistencia o desorden de conducta”, el Concejo podrá avanzar con sanciones. Ello no abarca a las comisiones, mientras que la letra fina está dada por los Reglamentos Internos.

Precisamente, el que rige en General Pueyrredon tampoco aborda en detalle el régimen disciplinario, aunque si deja consideraciones inequívocas. El Art.10 expresa que “los concejales están obligados a concurrir a todas las Sesiones del Concejo y a las reuniones de las Comisiones que integran, llevándose un registro de las asistencias”. En aquellos casos donde el edil este “transitoriamente impedido para asistir”, deberá dar aviso al presidente del Concejo  o la comisión.

Es la Comisión de Labor Deliberativa la que llegado un caso de “inasistencias reiteradas” (Art.13) citará al concejal involucrado y podrá tomar “las resoluciones que estime convenientes”. En todos los casos se advierte que “si la falta de quórum fuera una expresión legislativa deberá ser informado por escrito avalado por los concejales con su firma”.

Por el momento, la situación afecta exclusivamente a las comisiones de trabajo, debido a aún no hubo sesiones ordinarias que desde que el pasado lunes el Frente de Todos comenzó a “pegar el faltazo”.

La situación más crítica se presenta en las cinco comisiones presididas por concejales kirchneristas. La última en sesionar fue Educación, el 1 de septiembre, mientras que el resto tuvo actividad en agosto: Derechos Humanos el 27, Calidad de Vida y Salud Pública el 26, Deportes el 19 y Hacienda el 14. Como novedad de último momento, la presidente de esta última comisión, Virginia Sivori, convocó a sesión para este viernes.

El Reglamento Interno prevé la posible destitución del presidente de una comisión si la misma no funciona por dos o más reuniones consecutivas. Según lo dispuesto en el Art.57, un miembro de dicha comisión debe informar la situación al Presidente del HCD, quien a su vez pedirá explicaciones al presidente de comisión. Si no hay respuesta o la comisión sigue sin reunirse, Labor Deliberativa deberá designar nuevas autoridades de comisión.

Pese a las quejas del oficialismo por la decisión del kirchnerismo, al momento no parece haber intención de avanzar con algún tipo de sanción. Si en cambio, comienzan a crecer los cuestionamientos públicos buscando hacer pagar un costo político al principal bloque opositor.

Lo que más llama la atención de los faltazos es que en julio fue modificado el Reglamento Interno para que se contemple la posibilidad de realizar sesiones mediante la utilización de un sistema virtual ante situaciones que “afecten en forma grave el funcionamiento institucional, emergencia sanitaria o catástrofes naturales”. Justamente, a partir de ese cambio concejales k como Roberto Gandolfi, Marina Santoro y Daniel Rodríguez participan desde aquel entonces de las sesiones y reuniones de comisiones.

Por fuera del marco de la pandemia, hay antecedentes de concejales sancionados por inasistencias reiteradas. En 2016, seis concejales de Cambiemos y uno del Frente Renovador de San Antonio de Areco recibieron descuentos en sus recibidos de sueldos por reiteradas faltas con las que no daban quórum.

Más acá en el tiempo, en agosto de 2020, dos concejales de la localidad de El Volcán, en San Luis, fueron directamente destituidos tras acumular 16 faltas consecutivas a sesiones del Concejo Deliberante, incluida su presidente Olinda Barroso, del Frente Justicialista Unidad.