GRIETA
14/09
Neme y Gutiérrez se cruzaron por el INE
Debido al aumento de contagios, el Instituto Nacional de Epidemiología no procesará más muestras de efectores privados. Frente a ello, el concejal oficialista planteó que “Provincia y Nación están abandonando Mar del Plata”. “Dejen de mentirle a los vecinos”, retrucó el jefe del bloque kirchnerista.

El sábado pasado, el Instituto Nacional de Epidemiología (INE) comunicó que, debido al aumento sostenidos de los casos de coronavirus, dejará de procesar  muestras de “pacientes ambulatorios” de efectores de salud privados para “priorizar” las de los internados y/o personal esencial.

Según precisaron, la medida apunta a “adaptar los recursos disponibles para mantener la capacidad de respuesta adecuada que facilite la toma de decisiones”.

La repercusión de la noticia impactó de lleno en la política local. El primero en reaccionar fue el edil oficialista Agustín Neme (Vamos Juntos), quien, a través de su cuenta de Twitter, criticó la nueva política del laboratorio estatal. “Provincia y Nación están abandonando Mar del Plata. Realmente es muy preocupante la decisión del INE (Nación) y Zona Sanitaria VIII (Provincia) anunciando que darán prioridad sólo a muestras tomadas a pacientes internados y personal esencial. ¿Qué más le quieren pedir al Municipio? Desde un primer día nos estamos haciendo cargo de cuestiones que deben gestionar el gobierno nacional y provincial”, disparó.

 

En este sentido, el legislador detalló las medidas que emprendió el gobierno que conduce Guillermo Montenegro en el marco de la pandemia. “Pusimos a disposición dos hoteles con 200 camas, por las que ya pasaron miles de personas entre repatriados, pacientes con sintomatología leve o sospechosos, a quienes se les brinda atención médica y 4 comidas diarias a cargo del Ejecutivo local”, explicó. Asimismo, refirió que el Municipio realizó la “mitad de los testeos que se llevaron a cabo hasta el momento”, con 8 ambulancias del SAME a disposición.

Por otro lado, apuntó que se implementaron 7 retenes para controlar los accesos a la ciudad; que el Municipio aportó “$25 millones” para el armado del Hospital Modular; destacó la convoctoria que lanzó el gobierno para contratar médicos; y ponderó las gestiones del intendente con los efectores privados “para incorporar camas con respiradores en los hoteles”, aunque “no es necesario” por el momento.

Por último, volvió a cargar contra la decisión del INE: “Desde el kirchnerismo pidieron testear de manera masiva y ahora quedarán cientos de hisopados diarios a la espera, lo cual no permitirá arribar a un diagnóstico claro de la situación. ¿Cuándo van a asumir que no fueron previsores frente a esta pandemia y que siguen cometiendo errores que ponen en jaque la salud de los vecinos de nuestra ciudad?”.

Horas más tarde, el guante lo recogió Marcos Gutiérrez, el presidente del bloque del Frente de Todos. “Memoria, concejal. Dejen de mentirle a lxs vecinxs: 1900 testeos prometieron, no llegaron a 500; 9 centros covid nos dijeron, solo 2 abrieron; 24hs del CEMA prometieron, pero achican horarios de CAPS; llegaron 8 millones de Nación, pero no saben como rendirlos; ¿donaciones locales?”, cuestionó el opositor.

 

Y sentenció: “Les cuesta decirnos la verdad y explicarnos sobre la cantidad de casos Covid. Les cuesta decirnos la verdad de los decesos. Les cuesta decir la verdad".

El cruce llega en un contexto de recrudecimiento de la grieta entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos a nivel nacional, provincial y local. En el caso de Mar del Plata, la tensión se profundizó durante la última semana, tras la negativa de Provincia de permitir flexibilizaciones dentro de la fase 3 y el abandono del kirchnerismo en la Comisión de Reactivación Económica por considerarla “fuera de contexto” ante la escalada de contagios en la ciudad.