ADVERTENCIA
12/08
Empresarios piden cautela tras el acuerdo con bonistas: “No ha solucionado todo”
Sostienen que "hay cierto exitismo, incluso por parte de algunos funcionarios del Gobierno", y aseguran que “el acuerdo por la deuda externa evitamos un mal mayor".

El economista y presidente del Consejo de Empresarios Nacionales, Pablo Challú, evaluó que con “el acuerdo por la deuda externa evitamos un mal mayor", y agregó que “hasta que no tengamos un plan económico creíble, que brinde un marco razonable a la política monetaria, fiscal y de ingresos, los problemas seguirán agravándose”.

El economista sostuvo que “hay cierto exitismo, incluso por parte de algunos funcionarios del Gobierno, al creer que con el acuerdo se soluciona el tema de los múltiples tipos de cambio. La disparada del dólar blue y la brecha extraordinaria entre tipos de cambio, no van a desaparecer por este acuerdo", añadiendo que "la situación actual requiere de una acción muy decidida por parte del Gobierno, que debe dejar de lado la actitud adolescente de decir que no hace falta un plan económico”.

En ese sentido, el titular del Consejo de Empresarios Nacionales manifestó que "el problema de la disparada del dólar blue y tipos de cambio libre se debe a las restricciones del Banco Central sobre la compra de dólares, destinados a ahorro, pero también restricciones que pesan sobre las importaciones. En la medida en que esas restricciones sigan con tanta fuerza, y con una emisión monetaria en niveles tan elevados, vamos a seguir con la disparidad de dólares y fuga de divisas”. 

Al respecto, indicó que "hay productores que reciben un dólar a $45 o $50, mientras que el dólar libre o blue está en $130, una disparidad enorme que da lugar a todo tipo de especulaciones". 

En cuanto al rol del Banco Central, sostuvo que "parece un bombero apagando incendios; hasta que no tengamos un plan económico creíble, que brinde un marco razonable a la política monetaria, fiscal y de ingresos, seguiremos agravando los problemas”. 

También resaltó que "es positivo el acuerdo por la deuda porque evitamos un mal mayor, pero no soluciona los problemas económicos y sociales del país. El problema con la sensación de exitismo que propaga el Gobierno es que los propios funcionarios crean que ya está, que con esto se ha solucionado todo. Eso agravaría aún más la situación". 

Finalmente, sostuvo que "es cierto que se cerró una parte importante de la negociación por la deuda, pero todavía falta completarla, iniciar las negociaciones con el FMI y ver el tema de los acreedores con legislación nacional. Tenemos que festejar que el país no ha caído en default, por eso es bueno lo que pasó".