ECONOMÍA
30/07
El Concejo vuelve a poner la lupa sobre los plazos fijos del Municipio
Se tratará una comunicación para que el Ejecutivo informe las operaciones financieras que se constituyeron en el último tiempo. El rol de Hernán Mourelle y el perjuicio que generó en la ciudad esta práctica recurrente.

Mañana a las 10, el Concejo Deliberante volverá a poner la lupa sobre un tema que generó duros cuestionamientos en la gestión anterior al ex titular de Hacienda, Hernán Mourelle, y que tiene repercusión para el actual ejercicio en el marco de una recesión económica sin precedentes.

 En concreto, mañana a las 10, los ediles de la comisión de Hacienda pondrán sobre la mesa un proyecto de comunicación de la Coalición Cívica por el cual se le solicita al Ejecutivo que “informe y detalle los plazos fijos constituidos por el Municipio, bancos en los que fueron confeccionados, montos, vencimientos e intereses rendidos por los mismos”.

 Asimismo, se solicita que se den a conocer las partidas o previsiones presupuestarias a la que se relacionan los montos destinados a los plazos fijos, y si ellos provienen de un eventual diferimiento de pago de deudas a proveedores y/o acreedores de la comuna.

 La inversión de fondos públicos fue una práctica recurrente de Mourelle en sus años de gestión. Por caso, durante el último cuatrimestre de 2018, el ex funcionario colocó siete plazos fijos, por un total de $160 millones, que arrojaron intereses por $15.041.095,89, generando un rendimiento del 9.3 %, según se detalló en la Rendición de Cuentas de dicho ejercicio.

 En tanto, según pudo registrar este medio, el hombre de Lanús colocó nuevos plazos fijos entre febrero y agosto del año pasado.


Mourelle hizo de los plazos fijos una práctica recurrente


 Justamente, el detalle de estas operaciones es lo que se pretende averiguar mediante el proyecto de Comunicación que se analizará mañana. En principio, el Ejecutivo no se expidió respecto a los últimos movimientos en la materia, a pesar de que se envió una nota a la cartera que conduce actualmente Germán Blanco para dicho fin.

 La colocación compulsiva de plazos fijos ha generado un impacto negativo en la ciudad. Ello se vio reflejado en la última Rendición de Cuentas. El gobierno de Carlos Arroyo perdió $20 millones que habían ingresado de un programa nacional por destinarlos a la creación de este tipo de operación financiera.

 El programa en cuestión se había firmado en 2015, bajo la gestión de Gustavo Pulti, a través de un convenio entre el Municipio y el Ministerio de Planificación en el marco del Plan “Más Cerca, Más Municipio, Mejor País, Más Patria”, para la ejecución de la obra “Ampliación de red, Seguridad y Eficiencia Energética”.

 Ese programa podía ser destinado para diferentes intervenciones vinculadas a la infraestructura social y urbana, como obras de agua potable, desagües cloacales, pluviales, pavimientación de corredores urbanos, bacheo, alumbrado, veredas y cordón cuneta, entre otras. Asimismo, preveía un círculo virtuoso con la generación de puestos de trabajo en sectores vulnerables de la economía, ya que las obras debían ser realizadas por pymes, cooperativas y proveedores locales. Pero nada de eso ocurrió en Mar del Plata.

 Luego de 3 años de demora, finalmente los fondos ingresaron a la Administración Central en 2018 y fueron girados al Emvial, que tendría a cargo la ejecución del Plan. Sin embargo, en vez de ser utilizados para esos fines, en su lugar se decidió avanzar en una inversión en plazos fijos conjuntamente con otros fondos que “no serían utilizados durante el plazo que durara la inversión”, según apuntó la memoria anual del ente, entre el 13 de febrero de 2019 y el 8 de agosto de ese mismo año. 

 El problema se presentó cuando en el transcurso vencieron los plazos para la ejecución de esos fondos. Desesperados ante la inminente pérdida de los $20 millones, el ente solicitó “al Ministerio autorización para utilizar dichos fondos en una obra distinta a la planteada originalmente y siendo esta autorización denegada, los mismos fueron remitidos a la Tesorería del Municipio el día 13-09-2019, para que diera cumplimiento a la solicitud de evolución emitida por el organismo financiante”, concluyó el contador  Christian Potenza en la memoria anual de la Rendición de Cuentas del Envial, el cual fuera conducido por el ingeniero Pablo Simoni.