CONCEJO DELIBERANTE
30/07
Pese a la resistencia del oficialismo, avanza declaración de repudio por el espionaje ilegal en la AFI
Fue aprobada por el Frente de Todos y Acción Marplatense. Vamos Juntos y el radicalismo señalaron una “intromisión” en la investigación judicial. “Es grave para la democracia”, sostuvo el kirchnerismo.

La comisión de Derechos Humanos del Concejo Deliberante aprobó este mediodía una declaración de repudio “a los presuntos hechos de espionaje ilegal llevados adelante por la Agencia Federal de Inteligencia durante el gobierno de Mauricio Macri”. La resolución contó con la negativa de los bloques oficialistas, que denunciaron una “intromisión” en la investigación judicial.

La iniciativa fue apoyada por el Frente de Todos –autor del proyecto- y Acción Marplatense, que con cuatro votos se impusieron ante los dos escaños de Vamos Juntos y la Unión Cívica Radical. El único ausente fue el arroyista Mauricio Loria. Ahora el proyecto deberá pasar por el filtro de la comisión de Legislación (donde la relación de fuerzas se invierte), para finalmente llegar al plenario del cuerpo.

“Hay semiplena prueba para plantear desde este cuerpo el repudio”, sostuvo Tata Gandolfi, quien resaltó que entre las víctimas del espionaje se destacan periodistas, abogados y sacerdotes. Su compañero de bloque y presidente de la comisión, Chucho Páez, puntualizó que “es un hecho condenable porque no solo está dirigido a los sectores que planteó Gandolfi, sino a sectores afines a quien era presidente en ese momento. Hay algunas cuestiones de espionaje hacia quienes eran parte del gobierno”. Por caso, entre algunos de los referentes que se constituyeron en querellantes en la causa que lleva el juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge, se destacan la exgobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En medio del debate, el kirchnerismo accedió rápidamente a una modificación tras el cuestionamiento de Agustín Neme. El edil de Vamos Juntos marcó una contradicción entre el grueso del proyecto, donde se habla en potencial sobre el presunto espionaje, mientras que en la parte dispositiva se daba por seguro el hecho. La redacción final, así entonces, habla de "presunto espionaje".

Sin embargo, los cuestionamientos más duros del oficialismo apuntaron a la “intromisión” que tendría este tipo de declaraciones en la investigación judicial . “Quiero manifestar mi disgusto con ejercer de algún modo algún tipo de presión en otros poderes. Tengo disconformidad con la intromisión en otros poderes”, planteó con insistencia la abogada radical Marianela Romero.  Neme fue por el mismo carril: “debemos dejar actuar a la justicia, es necesario que este cuerpo de expida en ese sentido, para luego saber qué es realmente lo que sucedió”, expuso.

En tanto, la posición del pultismo fue en sintonía con el proyecto del Frente de Todos. "Uno no está entorpeciendo ni presionando, de alguna manera tiene que ver con la posibilidad que tenemos como HCD de posicionarnos sobre hechos y conductas reprochables, por el carácter ilegal de los mismos. Acá tenemos que poner el eje en la actitud y el hecho, que es totalmente repudiable”, sostuvo Paula Mantero.

“La declaración no impide la investigación judicial, (la Justicia) va a actuar más allá de lo que expresemos. Se ha verificado que se pincharon teléfonos, se han intervenido comunicaciones como las de un abogado con su cliente, de un periodista con su fuente, (esto) pone en riesgo a todo el sistema”, reforzó Gandolfi. Páez aportó más elementos en la misma dirección: “somos respetuosos de los tiempos de la Justicia, lo que estamos aportando es una mirada desde la política. Nos expedimos sobre hechos políticos que si se verifican que realmente sucedieron –creo que sucedieron- son hechos muy graves para la democracia”, dijo a la vez que apuntó contra el posible procesamiento de los extitulares de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

Ahora el expediente seguirá su curso hacia la comisión de Legislación, donde los bloques oficialistas tienen tanto la mayoría como la presidencia.